Comunicados

Na Sangha de hoxe: Nai Terra, Universo, Deus… e a plegaria

Querida Sangha,

Nos centros de práctica de Plum Village disponse duns libros chamados Cantos do Corazón, nos que se recollen para cada día cantos, poemas e recitacións, sutras… cos que acompañar a práctica monástica. Hoxe compartimos un deses poemas que ven tan en relación coa práctica que compartiremos esta tarde:

Canto a la Madre Tierra

Te honramos, refrescante bodhisattva Tierra,
madre de este mundo
y de todas sus especies.
Queremos volvernos a ti con respeto,
bello planeta verde en la inmensidad del cielo.
Has dado a luz a innumerables especies,
creado infinitas maravillas de la vida,
amado con profundo sentido
de no discriminación,
abrazado a todas las especies
sin rechazar ni una,
leal, fidedigna, tolerante y estable,
madre que sustenta a todas las especies.
Bodhisattvas infinitos brotan
de tu fresco y verde regazo.
Madre, tú abrazas y transformas,
barriendo todo odio humano,
creando nueva vida día y noche,
ayudando a que broten de la tierra
flores celestes.
Abierta a miles de otras galaxias
compartes tu alegría en el triquiliocosmos.
La interdependencia es tu verdadera naturaleza,
conservar y proteger para que nada se pierda,
no ser, no nada,
no eternidad, no aniquilación,
ni igual, ni diferente,
sin venir, ni partir.
Tu amor no conoce límites,
tus virtudes no tienen tacha.
Las cuatro mentes inconmensurables
son tu naturaleza.
Al igual que los cuatro grandes océanos,
nunca se secan. (C)

En cuanto regresa la primavera,
luces un nuevo traje bello y fresco
de rojas rosas, de verde sauce.
Cuando llega el verano,
toda la flora muestra sus brillantes colores.
En todas partes se hallan
buenas semillas, dulces frutos.
Cómo brillan los colores del bosque en otoño
hasta que llega el invierno
y el cielo se llena de copos de nieve.
El canto de la marea vespertina
es como el retumbar del trueno.
La luz del amanecer pinta un cuadro sin par,
haciendo visible todo el esplendor del universo.

Eres la más bella flor del sistema solar,
la sabiduría que ilumina las diez direcciones,
la mente que se abre a todo lugar.
Madre, eres el paraíso del presente,
haces posible el futuro
para todas las especies.
A ti venimos y en ti tomamos refugio.
No perseguimos nada,
aceptamos lo favorable y lo adverso.
Vemos que estás siempre en nosotros,
nos vemos en ti por siempre,
queremos seguir tu buen ejemplo
y vivir cada momento con paz y alegría.

Honor a la refrescante bodhisattva Madre Tierra. (3 veces) (CC)


Regresamos pois, esta tarde, co tema da Nai Terra cun texto é unha meditación sobre a visión de Thay de como relacionarnos con este planeta, co universo e con Deus.

Que gocemos dunha fermosa xornada de atención plena.

Unha grande aperta.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *